Me encontre con esta util informacion para aquellos que no sabemos como esta el rollo de las medidas de los rines que queremos para nuestra nave...




Cambiar de rines no consiste sólo en quitarle los originales y ponerle los más grandes que le quepan a tu coche; por algo, los fabricantes dedican tanto tiempo a asegurarse de que las partes superen determinadas pruebas. Por ejemplo, unos rines inapropiados, que están “salidos” de la carrocería, provocarán que el coche “pise chueco”, y habrá mayor desgaste en la suspensión, y el manejo se alterará. Así que mejor no te “emociones” y busca consejo profesional.

Medidas

Diámetro.- Es la circunferencia del rin medida desde donde asienta la llanta. Los más pequeños (comercialmente) son los de 13 pulgadas, usados en su mayoría en autos compactos. Los de 15” son de los más comunes, pero pueden llegar hasta 22. Es importante señalar que el diámetro exterior de la llanta debe conservarse similar, de lo contrario, se alteran las cualidades de manejo y la medición del velocímetro se trastorna. Por eso, entre más grande sea el rin más bajo debe ser el perfil de la llanta.

Anchura.- Van desde las 4 a las 14 o más pulgadas, y afectan drásticamente la manera en que la llanta pisa. Sin ser una regla, se recomienda que el ancho de la “cama”, sea alrededor de 10% más angosta que la banda de rodamiento de la llanta. Un rin angosto ocasiona que sólo el centro de la huella pise con firmeza, mientras que uno demasiado ancho fomenta que sean sólo las orillas de la huella las que hacen contacto. Además, tienden a permitir que la llanta se despegue de éste al exigirle demasiada tracción lateral en curvas cerradas.

Offset.- Es la distancia que existe entre el centro de la cama, y el plano donde se atornilla al disco o tambor de frenos. Un rin con offset negativo es aquel en el que la llanta se sale del centro; mientras que en uno positivo el neumático "se mete". El offset afecta drásticamente la geometría de la suspensión, y por lo tanto el manejo. Se recurre a un offset negativo cuando la cara de la llanta roza con algún elemento de la suspensión. Pero se debe ser muy conservador al modificarlo, porque al hacerlo se castigan otros elementos de la suspensión, reduciendo su durabilidad, y propiciando que surjan fallas.




Altura de pestaña.- Es el borde del rin en el cual asienta la llanta. El código más común es J, mientras que los neumáticos de perfil muy bajo suelen emplear las medidas JJ o JK, que son de menor longitud.